Comparte

The Last Shadow Puppets: Sin problemas de actitud

Comienza gira mundial del dúo en Cambridge, Reino Unido.
The Last Shadow Puppets: Sin problemas de actitud

Jueves 24 de marzo de 2016Cambridge Corn Exchange, Cambridge, InglaterraCambridge es una ciudad pequeña, aunque es conocida mundialmente por la famosa Universidad del mismo nombre, sus habitantes no sobrepasan los 120 mil. Por lo mismo fue un privilegio que después de ocho años de receso, The Last Shadow Puppets, el dúo conformado por Alex Turner, vocalista de Arctic Monkeys, y Miles Kane, ex Rascals, eligieran comenzar su gira en el Corn Exchange de Cambridge, recinto de eventos y examinación a los estudiantes de la universidad.El telonero es Jeff Wootton, un joven de Manchester con un sonido muy propio de su ciudad. Se escuchaba en sus melodías dejos de Kula Shaker y Prodigy, amarrando todo notablemente y haciendo la espera mas corta. Éste tiene en su prontuario participaciones con Gorillaz, Massive Attack y los hermanos Gallagher.Con una capacidad para 1400, en el recinto se vive un encuentro íntimo con dos grandes de la música independiente británica. Después de una larga espera de ocho años, sus fans podrían conocer parte de su nuevo material del segundo álbum titulado “Everything You’ve Come to Expect” y también disfrutar canciones que fueron hits innegables de su álbum debut en el 2008, “The Age of Understatement”.Primero ingresó un grupo de cuerdas, violinistas y chelistas que dieron el sonido sinfónico de fondo, luego, el resto de la banda y finalmente ellos; es inevitable ponerse de pie. La audiencia corea sus canciones a todo pulmón. Público de todas las edades y de todas las partes del condado se congregó a disfrutar sin reparo alguno. El ambiente es mágico, las melodías envolventes, poderosas y la multitud reacciona con gritos y ovación a cada canción.La audiencia escucha atenta cuando surgen canciones del nuevo material, especialmente ‘The Dream Synopsis’, la que cautivaría por la letra en que figura una vivida nostalgia por su ciudad de Sheffield, “… and a wicked gale came howling up through Sheffield city center…” (“y una tormenta del demonio pasó rugiendo por el centro de Sheffield”), estrena Turner con su voz pastosa y calmada una balada que será seguro éxito. ¿Problemas de actitud? Ninguno.Son amigos, son compadres y por sobre todo, son jóvenes músicos de excepción, desde la cabeza a los pies. Son cómplices haciendo lo que les da la gana, lo que los entretiene. De ellos emergen los sonidos sin esfuerzo y pareciera que no existe algo más natural que oírlos cantar y tocar los instrumentos. Kane es el que saluda, agradece y presenta los temas. Turner, con una pinta de joven sacado de una revista de moda de los años 50, con mocasines de lona blancos y pantalón con pliegues delanteros, posa, se acaricia el pelo, pone la mano en la cintura. Pero canta desde las entrañas. Domina el escenario como patio de recreo.Una hora y media de música de excelencia. Funk y sofisticadas mezclas de nostalgia de los 60, incluso un cover de los Beatles (‘I want you’) y baladas contrastadas con sonidos de inteligente noqueo indie se presentaron magistralmente. El show termina con ‘Standing next to me’, canción icónica de la banda, la que estuvo en los top 40 del Reino Unido en el 2008. Bravo, simplemente un final redondo.Lorena Villegas–Cid

Contenido Relacionado