Comparte

Él Mató a un Policía Motorizado: Nuevos discos, nuevas drogas

Regreso triunfal del conjunto argentino
Él Mató a un Policía Motorizado: Nuevos discos, nuevas drogas

Sábado 28 de octubre, 2017
Blondie

“Lo importante es saber que está la posibilidad de romper barreras con una buena canción”, declaró el grupo hace muchos años atrás. Esa declaración sintetiza un poco el contexto de su nacimiento. Él Mató a un Policía Motorizado pertenece a la generación post- Cromañón, cuando tras aquella catástrofe que dejó cerca de doscientos muertos se inició una verdadera purga de locales, dejando al underground argentino -al menos en Buenos Aires y La Plata- sin lugares para tocar, sin solucionar el problema de cero. De ahí el sonido que se identifica de inmediato por el lo-fi, escondiendo un inicio de grabaciones caseras, urgentes, sin mucha planificación pero equilibrando con una sinceridad atestiguada en sus letras. Así llegaron los primeros registros del conjunto, cosas simples y de profunda llegada. A eso se refiere la frase del principio y se refrenda con la entrega de los asistentes, cantando a todo pulmón tanto ‘La noche eterna’ -cosecha 2017- o ‘Mi próximo movimiento’, track publicado hace casi una década.

“La síntesis O’Konor” fue el motivo de esta visita del conjunto platense. Tiene un sonido mucho más pulido y limpio, siguiendo el camino de “La dinastía Scorpio” (2012) y acrecentando más la distancia entre lo que entregaban en esa tríada de EPs integrada por “Navidad de reserva” (2005), “Un millón de euros” (2006) y “Día de los muertos” (2008), altamente influenciados por material de Pavement y Yo La Tengo (‘La celebración del fuego’). Algo de esa huella podemos sentirla hoy en día. El inicio del show con la instrumental ‘La síntesis’ es puro indie con aliento shoegaze. ‘Ahora imagino cosas’ bebe de la inagotable reserva de Pixies. El sonido en vivo es mucho más musculoso que en el estudio, sin duda alguna. “En los discos suena enano comparado en concierto”, resumió un asistente. Tal cual.



Seamos honestos: Escuchar a Él Mató a un Policía Motorizado no es estar frente a algo novedoso. Sí, en vivo es una maquinaria total: el ya mencionado instrumental provoca un pogo pleno de entusiasmo, mismo cometido alcanzado por ‘Yoni B’. Pero el anzuelo de la agrupación anida en la facilidad absurda del líder Santiago Motorizado de montar palabras llenas de sentimiento y significado, con efecto inmediato. “Paso todo el día pensando en vos, ¿qué hay de malo en todo esto?” (‘El tesoro’), “Cuando juntes fuerzas las cosas van a estar mucho mejor” (‘Chica de oro’), “Desconocido, dobla tu energía en partes iguales y todo va a estar más o menos bien” (‘Más o menos bien’), “Si despierto, quiero ver la luz de nuevo” (‘La cobra’), son tan cercanas, las podría decir un amigo o uno mismo. Suenan adolescentes pero universales al mismo tiempo. Casi encapsuladas en un tiempo en que todo llegaba por primera vez. Desde la simpleza, Él Mató a un Policía Motorizado presenta revelaciones constantes, aunque ya las conozcamos. No por nada debieron agregar un show más a esta visita al país.

Jean Parraguez
Fotos: Juan Pablo Maralla

Contenido Relacionado