Babasónicos: La última bocanada

El grupo terminó su gira en Chile
Babasónicos: La última bocanada

Viernes 8 de diciembre, 2017Parque Araucano, fiiSVarios artistas internacionales sueltan durante sus presentaciones lo especial del público chileno. En más de una ocasión son palabras de buena crianza, pero en otras abunda la sinceridad. Ejemplos hay varios: Tom Morello, Iron Maiden, The Gathering. Babasónicos tampoco se queda bajo esta lista. Claro, sus referencias están llenas de sutilezas, pero las hay. Nuestro país es una plaza segura cada vez que salen a la carretera. Su reciente show, encabezando el festival fiiS, fue también el cierre de la gira “Repuesto de fe”, otro desafío en una historia trazada por la inquietud constante.Sabemos que Babasónicos es una banda cultivada por el riesgo, que no siempre arrojan un resultado positivo. Y el formato de conciertos que han presentado -canciones acústicas y deconstruidas- tiene altos y bajos. Claramente funcionan mejor en un ambiente cerrado, como en el Teatro Caupolicán. Al aire libre se notan los detalles: ‘Yegua’ gana en cadencia pero pierde la malicia original, ‘Soy rock’ se enreda en ese ropaje rocanrolero y Adrián Dárgelos disminuye el desenfado. ¿Eso significa que está todo mal? Para nada: ‘Rubí’ fue tan juguetona como siempre. ‘Irresponsable’ llegó a otros rincones gracias al lap steel de Carca. El medley integrado por ‘Zumba’, ‘Yoli’, ‘¡Viva Satana!’ y ‘La roncha’ puede ser la banda sonora perfecta para una película de spaghetti western.Fueron sólo catorce canciones en poco más de una hora. Otra movida sabia. Babasónicos cerró en Chile la gira “Repuesto de fe” con la mirada altiva y llena de picardía. Estas nuevas versiones han tenido detractores pero se agradece, pues es una acción coherente con el ADN de Babasónicos: No importa la época, siempre hacen lo que quieren.Jean Parraguez(Fotos de referencia)

Contenido Relacionado