Se encuentra usted aquí

I

I

I

Viernes 29 Julio, 2011

2001. Picoroco


Después que el vocalista, Freddy Alexis, se alejase de Inquisicion hace un par de años, formó esta agrupación que inmediatamente sorprendió a muchos con una "solidez" musical y estilística pocas veces vistas en alguna banda emergente. Prueba de ello es su demo debut que no goza de un gran sonido y producción pero se percibía toda la esencia pura de un grupo con carácter propio y quizás esa es una de las grandes virtudes que tiene Witchblade, pues con este álbum debut demuestran estar a un nivel superior dentro de la escena chilena con su poderoso heavy metal que rescata tendencias tanto de la escuela europea (alemana) como americana. 


De ninguna forma podríamos citar que corresponden a la nueva oleada de bandas sinfónicas del tipo italiana, a no ser por algunos elementos técnicos, desarrollados especialmente por la calidad de sus guitarristas (Soledad y Gabriel) quienes ya no están, y no solo me refiero a un nivel en la ejecución, sino a la creatividad (Soledad) de algunos de sus temas como es el caso del instrumental ’Taurus’ donde el sentimiento de las guitarras sobrepasan cualquier expectativa, en especial si se trata de una banda nacional y "nueva" como Witchblade. Por su parte el registro vocal de Alexis me provoca algunos sentimientos encontrados puesto que a pesar que ahora puede hacer más matices, insisto que no hay comparación con la voz del primer demo de Inquisicion que es insuperable. La batería con el sólido poder de Rodrigo Espinoza, personaje que ha transitado por buenas bandas nacionales como Bewitched y Slavery, quien junto a Alexis y Genua, le suman sus influencias suecas representada por la escuela Candlemass y más actualmente, Memory Garden (’Prophet Of The Sand’). 


Por último es interesante el aporte de Domic en el bajo que se percibe de gran forma en el comienzo de ’Haunted’, el tema más progresivo del disco, sin embargo, y aunque suene reiterativo decirlo, todos los elogios van para las melodías (’Northern Men’) y punteos de Genua e Hidalgo, dejando en claro una buena cantidad de buenos riffs pesados y enganchantes que hacen cuestionar el porqué abandonaron Witchblade... Bueno, esperemos para hacer un proyecto mejor, lo importante es que no se pierdan porque hay excelentes ideas.

Volviendo al presente, el disco suena muy bien para como fue grabado (directamente a un computador), aunque igual quede esa impresión de estar escuchando un ’ensayo con buen sonido’, y no lo digo en forma peyorativa, muy por el contrario, los discos de heavy metal deberían tener un buen sonido, pero tampoco nunca tan procesados como muchos creen.

Para terminar, la lírica le pone el toque oscuro, ya que en líneas generales está compuesta por tópicos malignos que por ningún motivo hacen creer que estamos frente a una banda de happy metal. No me queda nada más que felicitar a Witchblade por tan buen disco, aunque me esperaba una portada (presentación) mucho mejor.


Claudio Torres

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades WITCHBLADE regresa con “Evolution” 4 años 10 meses
Discos Witchblade MMVI 6 años 11 meses
Bioxs WHITCHBLADE 6 años 11 meses
Shows DARK MOOR 11 años 2 semanas
Shows POWERFEST 2005 12 años 7 meses