Soulburner – Desafiando al pasado

Entrevista: El referente del death metal patrio examina su más reciente álbum
Soulburner – Desafiando al pasado

Soulburner publicó uno de los discos más contundentes del metal nacional en lo que va corrido del presente año. “The Throne of Armageddon” espera saciar el apetito de los seguidores de la técnica death metal con matices black. De esta evolución, los planes del cuarteto y el actual estado del género en el país, dialogamos con el guitarrista Bernardo García y el bajista Ricardo Gonzalez.  

Estamos ante su tercer disco de estudio después de 10 años. ¿Qué representa “The Throne of Armageddon”? 

Bernardo García: Estábamos en mora de ofrecer material fresco y con este disco no solo queríamos cumplir con el propósito de expandir nuestro catálogo, el principal objetivo con esta grabación es que nada quedase suelto. Para Soulburner es muy importante trabajar con un equipo humano que tenga un alto nivel de profesionalismo, y así poder brindar el cien por ciento en cada aspecto.  

¿Cuándo inició el proceso de composición del álbum?

Ricardo Gonzalez: Llevábamos unos años trabajando en ello, sin embargo en aras de consolidar un disco con la calidad deseada el proceso partió con firmeza el año anterior. Una de las características del álbum es la homogeneidad conceptual, la cual se ve reflejada en la cohesión entre imagen, liricas y música.

B.G.: Somos una banda de ensayar más que sentarnos a escribir. A partir de la improvisación surgen los riffs e ideas que eventualmente se convierten en canciones. Algunos temas estaban maduros desde hace un tiempo y de hecho fueron probados en vivo. Teníamos una claridad de lo que buscábamos con este álbum a pesar de lo dilatado del proceso compositivo y de grabación. Anulamos el sonido demasiado procesado, y apuntamos directo al concepto sin dar muchas vueltas. Todo era cuestión de encontrar el tiempo ideal para consolidarlo.

El trabajo fue masterizado por Dan Swanö (Katatonia, Therion) en su estudio en Suecia. 

R.G.: Hemos sido admiradores e influenciados por muchos de los grupos con los que él ha trabajado. Dissection, Immortal y Bloodbath por mencionar son solo algunos ejemplos. Lamentablemente el tema de masterización en Colombia no es muy fuerte y sentimos que muchos discos terminan con el mismo aire, incluso los álbumes previos de Soulburner no terminaban de convencerme en lo que a su calidad sonora se refiere. Por eso en esta ocasión optamos por buscar un agente externo de experiencia que nos pudiese entregar su conocimiento en el tema. Desde el primer momento en el que Dan escuchó las maquetas le gustó el material y no dudó en aceptar el reto de masterizarlo. 

B.G.: Para Soulburner es muy importante subir el nivel exigencia día a día y eso quedó reflejado en la grabación del disco. Por ello no podíamos arriesgar con alguien que no tuviese el “feeling” o el profesionalismo. “Cabeto” (Carlos Rodríguez) quién cuenta con mucha experiencia con el metal nacional se encargó de la mezcla. Llegamos a un punto en que satisfechos con lo alcanzado optamos por buscar una referencia internacional que supiese como masterizarlo. No es con ánimo de irrespetar a nadie que se dedique al tema en el medio local, sencillamente esta fue la necesidad que tuvimos como banda. Consideramos varias opciones como Erik Rutan y Peter Tägtgren, sin embargo por motivos de agenda no fue posible. Dan pese a sus múltiples ocupaciones nos abrió un espacio y trabajo de manera muy fluida. Él sabe cómo se hace esto y se requiere mucho profesionalismo por parte de una banda para contar con su colaboración. 

¿Cómo podrían definir el sonido 2016 para Soulburner? 

B.G.: Somos reconocidos en la escena por practicar death metal y no olvidamos nuestras raíces. Sin embargo agrupaciones de black metal que cita Ricardo como Dissection e Immortal se perciben en lo que hacemos. Hay muchos conjuntos legendarios de los que tomamos algo y lo adaptamos al estilo propio de Soulburner. En “The Throne of Armageddon” el oyente podrá encontrar cortes de mayor influencia black metal que otros, como es el caso de ‘Gospel of Devastation’. Quisimos ser más abiertos a lo que escuchamos, desde el rock clásico hasta el metal extremo.  

Hablemos de la parte gráfica del disco. 

R.G.: Ricardo contactó con un estupendo artista, Néstor Avalos, quién actualmente es uno de los invitados a un libro de artes oscuras llamado “Darkadya”, donde participan importantes autores. Al igual que con Dan Swanö, le dimos el disco a Néstor y tras escucharlo nos indicó su gusto e interés por trabajar con nosotros en el concepto gráfico. 

¿Algún plan de grabar un videoclip? 

R.G.: No por el momento. Lo que deseamos es tocar en vivo con más frecuencia. Un contacto real con las audiencias. A corto plazo quizá un video lírico, pero no es la prioridad.   

¿En lo que a conciertos refiere qué planes tienen? 

R.G.: Para finales de agosto tendremos unas seis fechas tentativamente. La primera etapa del año la dedicamos a dar a conocer el nuevo álbum y en el segundo semestre la intención es tener una fuerte actividad en escenarios locales y del extranjero. La expectativa es alta. 

Soulburner viene trabajando desde finales de los años noventa, ¿cómo valoran el presente del metal nacional? 

B.G.: El nivel de los grupos, especialmente los más jóvenes, es muy bueno. Eso se ve reflejado con sus puestas en escena y la calidad de sus discos. Hay músicos realizando una labor integral con un esfuerzo inobjetable. En el lanzamiento de “The Throne of Armageddon” tuvimos la oportunidad de compartir con tres grupos muy bien perfilados. Lo que veo estancado es el apoyo del público por el género. Muchos no dudan en decir “yo apoyo a la escena” pero no sabemos si ese apoyo está constituido exclusivamente por “likes” a través de Facebook. Las salas de ensayo y estudios de grabación no se pagan con “likes” así que es un tema complejo. Un aspecto positivo es la consolidación de algunos festivales anuales dedicados al metal, eso antes no era tan frecuente. Lo mismo aplica para los nuevos medios de comunicación digital que van en ascenso y ofrecen la oportunidad de llegar a nuevas audiencias. 

R.G.: Algo lamentable es la sucesión de conciertos fallidos. Eventos que se caen a último momento por razones del recinto, el promotor o de algún artista. Eso ha llevado a que muchas personas pierdan la credibilidad en los shows y dificulta la tarea para los organizadores. Con el lanzamiento de nuestro disco queríamos hacer una oferta económica, una entrada por 20 mil pesos para ver a cuatro bandas, más un disco y un afiche como parte del paquete. Muchos no creían que eso fuera tan barato, y hubo voces asegurando que aquello no se llevaría a cabo. Gracias a la reputación de los puntos de venta pudimos avanzar. Ha habido tantos incidentes con conciertos malogrados que solo generan un mal ambiente. Eso por no hablar de que seguimos pagando los mismos 5 mil pesos por una boleta, el mismo valor que se pagaba hace 20 años. 

B.G.: En este país fluctúa el dólar, el precio del café, el petróleo, las acciones en la bolsa, pero algo que no cambia es el precio de una entrada para un show de metal nacional. Otras variantes del rock cuentan con mejor suerte, no solo en los precios, la convocatoria es inmensa y la gente paga con gusto. No sé entiende qué sucede con el metal. Es necesario revisar el tema de los conciertos gratuitos que a menudo complican el panorama. 

R.G.: Cabe destacar a las personas que apoyan la música local con todo su corazón. Sin embargo el desbalance existente entre el esfuerzo que deben realizar los grupos con respecto al pago que se recibe expone la problemática. 

“The Throne of Armageddon” está disponible en las plataformas digitales. Sin embargo la versión física está muy bien lograda y es claro que muchos querrán a hacerse a una copia. 

R.G.: El disco está disponible en las tiendas The Rolling Disc (Avenida Calle 19 No. 4-38 Centro Comercial Vía Libre – Local 206) y W Records Musicomanía (Carrera 8 No. 18-81 Centro Comercial Omni 19). También pueden contactarnos por medio de nuestro perfil en Facebook para envíos a todo el país y el extranjero.       

Entrevista por Alejandro Bonilla Carvajal 

www.burnyoursoul.com 

Contenido Relacionado