"Nos interesa que lo que hacemos tenga repercusión cultural"

 

En una escena metalera chilena cada vez más nutrida y heterogénea, surge con particular énfasis el nombre de KINTRAL, agrupación formada hace 16 años y que se ha abierto paso con 3 opus que combinan de forma admirable Black Metal, atmosfera y una no despreciable dosis de vanguardia.

 

En medio de una apretada agenda – que incluía la preparación del estreno de una nueva pieza orquestal con la Sinfónica de Chile – Juan Manuel Quinteros se dio el tiempo para contestar las preguntas de Rodrigo Bravo Bustos, Editor del Home Metal de Rockaxis.

 

Le he seguido la pista a tu banda desde hace años (por recomendación de Rodrigo “Pera” Cuadra, de Dorso) y la verdad es que me he encontrado con una banda atrevida e intensa. ¿Cuáles crees que son las características que hacen de Kintral un proyecto único en Chile?

 

No tengo la consciencia de si realmente somos una banda única; o no lo hemos pensado, quizás, pero si te puedo decir que desde un comienzo hemos tenido la suerte de tener una expresividad e intereses artísticos comunes con el tecladista, (que es el otro integrante que está desde el comienzo), y ahora también con el resto de la alineación actual. Eso nos ha permitido siempre tener mucha claridad y cosas positivas a la hora de decidir que queremos hacer, ya que todos los integrantes de la banda tienen, aparte del metal, experiencias alternativas en otros géneros y estilos musicales. Por supuesto, tenemos rasgos e influencias claras de un tipo de metal, pero intentamos enfocar el resultado desde otra perspectiva, como una especie de propuesta de escucha pura y sin prejuicios, y para eso utilizamos muchas variantes de colores, timbres y procesos compositivos complejos, que en realidad más que para que queden expuestos, son herramientas por la cual llegamos, o intentamos llegar a hacer una música oscura, extrema, pero con un contenido artístico claro, y a un nivel de abstracción no común en la música popular o metal.

 

¿Cómo se van gestando los procesos de composición de la banda?

 

Principalmente partimos con 2 polos: Por un lado, con un concepto lírico, el cual define la temática de los discos o de los temas por separados,  y que le termina dando la identidad y línea programática al resultado. Por otro lado, no menos importante, una idea de construcción musical, es decir, un sistema compositivo que puede ser un proceso usado en la música docta, del metal o de otras disciplinas, como sistemas algorítmicos, física, de lo cual tiene bastante nuestro nuevo disco “Subversion”, cosas que lejos de abordarlas como algo intelectual, las tomamos  como una herramienta de excitación aplicada directamente en la composición. Y el trabajo grueso es cuando pasamos a  darle forma a los 2 puntos anteriormente mencionados, sintetizándolos  para transformarlos en un resultado homogéneo, con una idea y propuesta clara. Pero todo eso es algo que en realidad tenemos la consciencia de que nos importa solo a nosotros, ya que es nuestro modus operandi que se da de manera natural a la hora de hacer música, porque lo que realmente nos  interesa sobre el producto, es que provoque un efecto directo en el oyente, sin mayor análisis. Por supuesto, si se quiere tener una escucha exhaustiva, se encontraran muchos elementos en distintos niveles.

 

Sé que naciste en Copiapó. ¿Influyó de algún modo tu lugar de nacimiento en la manera en que percibes la música?

 

Es curioso, porque en el mundo de la música docta siempre se menciona que nací en Copiapó, pero la verdad es que nací en Santiago, pero me crié en Copiapó, y, sobre todo, tuve mi formación musical temprana en esa ciudad, como también mis primeros proyectos musicales y cosas del estilo. El entorno geográfico siempre influye directa o indirectamente en el trabajo de un artista. Pero en mi caso debo decir que el norte y su desierto, ha aflorado de manera más evidente en mis obras de música escrita que en el metal. Mejor, si no hubiera hecho un tributo a Kyuss (risas).

 

 

En ese sentido, sé que eres un melómano que además del Metal, también siente pasión por la música en general. El 2012 te galardonaron por segunda vez con el premio a las "Nuevas Obras de Compositores Chilenos". ¿Cómo nació esa afición?; ¿Con qué trabajo ganaste ese premio?

 

He tenido la suerte de estar en estos 2 mundos desde muy niño, el del rock y de la música docta, por ende, he compuesto música extrema, experimental y docta (clásica como comúnmente se le llama de forma errónea) prácticamente toda mi vida, y es curioso, porque a estas alturas reflexiono que a pesar de ser 2 mundos y géneros muy opuestos, los abordo de la misma manera, y eso da como consecuencia que la música de Kintral termine sonando un poco densa, y mi música de cámara u orquestal suena demasiado agresiva (risas).

 

Al concurso que te refieres es el concurso de música orquestal de la Orquesta Sinfónica de Chile. Las obras premiadas fueron “Io” y “La red de Indra”.

 

¿De qué manera se mezcla la música de Kintral con la orquestación sinfónica?

 

Por supuesto que mi trabajo como  compositor clásico influencia enormemente el trabajo en Kintral, pero más que por una cosa de estilo, repercute en un plano de pensamiento y organización en la música. Nosotros tenemos muy asumido que lo que hacemos está orientado a un nicho muy pequeño de oyentes, muy lejos de ser algo que pretenda un éxito masivo o ese tipo de cosas. Pero sí nos interesa que lo que hacemos tenga repercusión cultural, y últimamente me he dado cuenta de que la gente que se interesa por la banda, realmente tiene una disposición distinta para con nuestro trabajo, y les llega de una manera que nos pone muy contentos, lo sentimos muy real, como efecto  arte – consecuencia.

 

Definitivamente, eres un profesional de la música y, en ese aspecto, te has atrevido a seguir perfeccionándote en el arte. ¿Cómo fue tu experiencia en Italia?

 

Entre muchas cosas, aproveché de estudiar a los madrigalistas italianos, cosa que siempre tuve como inquietud. Y a pesar de que fue un periodo de mi vida personal bastante complicado - sumado a que estuve en un periodo en que la crisis estaba en su apogeo allá - fue a la vez composicionalmente muy productivo. En muy poco tiempo compuse 2 obras que fueron premiadas: Una en Trento, Italia, y otra acá en Chile. Así que cada vez que pasa el tiempo, lo veo como una experiencia más positiva.

 

Hace algún tiempo TVN transmitió el reportaje "Chile, Cementerio de Talentos" (del programa "Informe Especial"). ¿Cuál es tu experiencia frente al trato que se tiene en nuestro país a los jóvenes talentos, sobre todo en el arte?

 

(Piensa unos instantes)…Evidentemente, todos tenemos la consciencia de que vivimos en un lugar del mundo donde no tenemos mucha tradición artística ni valores culturales, pero debo mencionar a la vez que esa distancia entre los artistas, consumidores, autoridades, siento que también se debe a que  los artistas chilenos tienen una carencia de autodisciplina, convicción y consciencia sobre su trabajo; y algo más grave aún, falta de identidad real con lo que se propone, y no me malentiendas, no me refiero a que en música haya que meter una trutruca o algo parecido para sentirlo más genuino. Obviamente hay excepciones, y también se dan injusticias con gente que tiene mucho talento y ganas en sus respectivas disciplinas, pero eso es más o menos así en todas las partes del mundo, en estos tiempos de globalización.

 

¿De qué manera has podido sustentar una vida en torno a la música, sin tener que sacrificarla? Te lo digo porque la mayoría de los músicos en Chile (y en muchos lugares del mundo) no viven de la música, sino que lo hacen en trabajos absolutamente distintos a lo artístico.

 

Bueno, personalmente me siento en completo contexto, ya que mi vida es el trabajo como compositor profesional, las clases que imparto en el conservatorio de la Universidad de Chile y Kintral, que es con lo cual pretendo hacerme millonario (risas).

 

 

Entiendo que en la actualidad siguen promocionando su última placa. ¿Habrá gira por Chile?; ¿Qué me dices sobre un posible viaje a México?

 

Estamos tocando desde hace poco, y ciertamente promocionando nuestro nuevo disco. Nos gustaría tratar de ordenar las fechas para cubrir todos los lugares de Chile, pero es complicado. La poca cultura de conciertos hoy en día provoca que lo único viable sea tocar los fines de semana. Y sí, estamos a la vez gestionando nuestra primera visita a México, que nos viene muy bien considerando que nuestro nuevo disco está hablado completamente en español.

 

También sé que están preparando un show especial por los 10 años de "Catrala", ¿me puedes contar más detalles de aquello?

 

Es un proyecto que tenía en mente desde el año pasado. Ha pasado mucho tiempo desde “Catrala” y debo decir que con el pasar de los años uno comienza a apreciar de manera más objetiva el valor de los discos. También fue un excitante el hecho de que nos diéramos cuenta de que para mucha gente fue un disco importante, por eso es que tocar el disco casi en su totalidad lo vemos como una especie de cierre de capitulo, ya que dudo que más adelante lo sigamos haciendo.

 

Siendo que eres un tipo absolutamente inquieto. ¿Cuáles son tus próximos proyectos?, ¿Cuáles son tus objetivos a mediano y largo plazo?

 

Ahora lo más importante que tengo, y que seguro ocupara todo mi tiempo estos meses, (aparte de los show con Kintral), es un encargo de una obra de orquesta por el Teatro Municipal la que será ejecutada por la Orquesta Filarmónica del mismo en la temporada internacional 2014. El nombre de dicho proyecto es “Alto en el Desierto”. Por otra parte, seguro en verano empezaremos a trabajar en un nuevo disco con Kintral.

 

Juan Manuel, muchas gracias por tu tiempo. Imagino se nos pueden haber quedado mil cosas en el tintero, pero sé que pronto tendremos noticias tuyas.

 

Muchas gracias a ti por tu disposición. Dejo invitadas a todas las personas que lean esta entrevista - y que les interese ir a escuchar música en directo - para que el 18 y 19 de marzo de 2014 vayan al Teatro Municipal. Un Abrazo.

 

RODRIGO BRAVO BUSTOS

 

 

    

 

tags

Contenido Relacionado