Comparte

Ian Gillan de Deep Purple: “Prefiero pensar que somos polémicos”

El vocalista se opone a ser parte de lo establecido
Ian Gillan de Deep Purple: “Prefiero pensar que somos polémicos”

No exuda simpatía, pero sí honestidad. A Ian Gillan no le interesa caer bien, ni sonreír para la cámara. Está feliz con los logros de los casi 50 años de carrera de Deep Purple, pero no por ser una de las bandas fundacionales del hard rock como lo conocemos, asume ser parte de una de las bases del género. “Me sentiría insultado si alguien me dice que somos una institución”, sentencia. La banda se presentará el 8 de diciembre junto a Cheap Trick y Tesla como parte del Solid Rock, en el Movistar Arena, y hablamos con el frontman de los ingleses a días de esta presentación.

- Primero que todo, ¿cómo se siente volver a Chile en este concierto con Cheap Trick y Tesla?
- Tengo muchas ganas de volver a Chile, me gusta Cheap Trick, hemos tocado con ellos un par de veces, así que disfruto escuchar su música. No sé si veré algo de su concierto, no los he visto por años, pero me gustaría verlos.

- El próximo año, Deep Purple cumplirá 50 años.
- Increíble, ¿no es cierto? Cincuenta años, ¿ah?

- Sí.
- Estaba hablando con un guitarrista, un mi amigo de mi primera banda en 1962 estuvo en un concierto en Oslo hace unos días… mi primera banda fue hace 55 años… ¿50 años? ¿estás segura?

- Sí. La carrera de Deep Purple comenzó en 1968.
- Ah, sí. Comenzaron antes que me integrara, el próximo año se cumplen 56 años desde mi primera banda, ¿no sientes que el tiempo vuela?

- ¿Qué se siente mirar atrás y ver que aparentemente el tiempo ha pasado tan rápido?
- No siento nada sobre los cincuenta años, pero tal como decía, ¿no sientes que el tiempo vuela? Es increíble, es increíble, lo mejor que he hecho en mi carrera profesional fue unirme a Deep Purple en 1969 y ha sido un viaje interesante. Muchos altos y bajos y cosas así, ha sido fantástico. Pero es una buena familia musical y la química humana es muy buena y trajimos muchas influencias diferentes a la banda, como composición orquestal, y jazz y blues y swing de big band, rock and roll, soul, Tamla y Motown, folk y humor, así que eso nos da una gran variedad de aventuras musicales, así que nunca se pone aburrido, te puedo decir.

- Este año lanzaron “inFinite”, un disco que fue alabado por los fans y por la prensa y que también ha sido considerado uno de los mejores trabajos de la carrera de Deep Purple. ¿Qué los ha conducido a este gran momento creativo? ¿Es la relación que tienen en la banda o también se debe al trabajo del productor Bob Ezrin?
- Creo que no hemos cambiado demasiado, aparte de incluir a Bon Ezrin, así que debe ser él. Creo en dos elementos, él nos dio libertad con los arreglos musicales y nos motivó a tocar más en el estudio de la forma que lo haríamos en el escenario, con mucha libertad. Él dijo, “no se preocupen si las canciones son más largas, si quieren hacer canciones de siete, ocho, nueve, diez minutos, está bien”. Así que eso nos ayudó mucho. Además, por supuesto, el sonido, él trajo el mejor sonido que creo que hayamos tenido, así que Bob fue muy, muy importante. Además de eso, seguimos adelante, solo escribimos nuestra música y tocamos nuestros shows. Para mí, todo es tan emocionante, es una vida increíble la que llevamos con esta banda, con todos los altos y bajos y sin realmente saber hacia dónde vamos, porque todavía siento mariposas en mi estómago todos los días en los días de concierto, porque nunca sé qué es lo que va a pasar esa noche en el escenario. Hay tanta improvisación con la banda que tienes que estar muy alerta, muy atentos y todo eso.

- Mencionaste en una entrevista que hay algo que de verdad de desagrada te los músicos como Steve Morse, que es que nunca se repiten a sí mismos.
- Bueno, era una broma.

- Sí, lo entendí como una broma también.
- Sí, es lo mismo con todos los músicos, vas a un club de jazz y escuchas a algunos intérpretes de clase mundial, tocan secuencias y tocan todo lo que les viene a la cabeza, porque los músicos de clase mundial pueden tocar sus instrumentos tal como tú y yo conversamos, usando notas en vez de palabras. De vez en cuando escucho un fraseo maravilloso y pienso, “dios mío, esto es increíble, quiero escucharlo de nuevo”, pero nunca lo van a tocar de nuevo porque les gusta el desafío, les gusta encontrar algo nuevo, y en ese caso, algo nuevo no siempre va a ser bueno para el público, para el oído no entrenado, pero no les importa, están buscando frescura y mantienen sus mentes y los dedos alerta a toda hora, piensan de una forma distinta. Eso a veces me vuelve loco.

- ¿Cómo tratas de mantener la frescura, tratar de estar alerta a la inspiración o a música nueva?
- Bueno, el marco para la música viene desde los músicos, no viene de mi parte. Las melodías no vienen de mi, tengo que adecuar lo que sea que ellos terminen tocando a las letras. Esa es una historia distinta. Trabajo con Roger Glover en eso, pero no estamos cortos de inspiración, me inspiro todos los días. Solamente tengo que salir e ir al aeropuerto y ver un montón de cosas que son inspiradoras, leer un diario en diferentes países, ver algo en televisión o ver una película o conversar con alguien, me hace enojarme, o me hace reír o me hace sentir triste o contento, o tengo que escuchar algo de mis amigos o algo así. Llevo un cuaderno conmigo para todas partes y escribo todo lo que sea interesante, y quizás, si no me siento muy inspirado ese día, voy a mirar el cuaderno y veo si hay algo que destaque como una idea para una canción. Al mismo tiempo, escribir música no debería ser difícil, no creo que una buena canción deba tomar más de 20 minutos en su composición, no digo con todos los detalles, pero sí la esencia de la canción, la melodía principal y la idea de la letra. Las mejores canciones que hemos escrito nunca han tomado más de 20 minutos, ‘Smoke on the Water’ tomó unos minutos, ‘Child in Time’ literalmente tomó dos minutos y ‘Speed King’ fue instantánea, simplemente sucedió. Muchas de estas cosas pasan en los ensayos cuando estamos practicando. La banda toca desde el mediodía hasta las seis de la tarde en los ensayos, todos los días, y de ahí aparecen ideas que comienzan a partir de la improvisación, tanto musical como conversacional, y luego Roger y yo nos sentamos y pasamos la misma cantidad de tiempo trabajando en las melodías y las letras. No es trabajo, es decir que es trabajo, pero lo pasamos bien, demasiado bien. Creo que te toma un tiempo cuando eres joven a aprender lo que estás haciendo, entrenar en el arte de la composición, esa es la parte difícil, pero una vez que dominas el oficio se vuelve un arte. Así que puedes componer de dos o tres maneras. A veces considero que componer es como hacer una pintura impresionista. No tienes tiempo en una canción corta para expresarte de la forma que lo harías en un cuento o un poema, por ejemplo, así que tienes que hacer un retrato de lo que está pasando, y tienes que usar palabras descriptivas, frases coloridas y cosas así. Para expresar una idea o un sentimiento tienes que contar una historia que puede ser totalmente distinta, y después tienes que ser más preciso y elegir las partes de la historia que son importantes. Hay una mezcla de todas esas cosas en casi cada álbum de Deep Purple.

- Esta gira se llama The Long Goodbye Tour (“Gira del largo adiós”), ¿es una gira de despedida?
- No, de otra manera se llamaría gira de despedida (risas). Hace dos años todos en la banda estaban enfermos, Ian Paice estaba enfermo, yo estaba enfermo, Steve Morse estaba enfermo, Roger Glover, todos tenían problemas de salud y fue solo una coincidencia. Así que alguien dijo, no recuerdo quién, que quizás debíamos terminar con la banda, ¿sabes? Todos pensamos que probablemente era lo que debíamos hacer. Ahora, dos años más tarde, casi todos se sienten mejor así que posiblemente sigamos por otros dos o tres años y quizás hagamos otro disco, no lo sé, pero por eso le pusimos a esta gira “La gira del largo adiós”. Depende donde pongas el énfasis, no estábamos seguros así que por eso la llamamos de esa manera.

- Deep Purple y Cheap Trick fueron inducidos al Salón de la fama del rock and roll. ¿Cómo fue esa experiencia?
- Oh, es un misterio, un misterio total. En Inglaterra no tenemos salones de la fama para la música rock o nada por el estilo, es una cosa de Estados Unidos. Me imagino que es un honor, todos parecen estar muy felices con esto. Pero es una contradicción, porque pasé toda mi vida peleando en contra de las instituciones, y el salón de la fama es una institución, así que me sentí conflictuado. Así que mejor me callo y acepto con humildad y digo muchas gracias.

- ¿Sientes de alguna manera que Deep Purple es una institución en el sentido que es una de las bases del hard rock como lo conocemos?
- Espero que no. Sinceramente espero que no. No me gustaría que pensaran en nosotros como una institución, porque traen inflexibilidad. Y estar institucionalizado significa ser alguien muy aburrido, y también significa jugar de acuerdo a las reglas y todo ese tipo de cosas, que es totalmente lo opuesto de lo que siempre he creído. Creo que es importante desafiar las cosas y si eres una institución no desafías las cosas. Preferiría pensar que somos polémicos y que desafiamos todo, que no hay nada fijo en este esquema en absoluto. Así que, sí, somos el opuesto a una institución, me sentiría insultado si me dicen que somos una institución. Deep Purple e institución, no, eso me vuelve loco, no.

María de los Ángeles Cerda

Deep Purple encabezará el festival #SolidRock, este 8 de diciembre, compartiendo cartel con Cheap Trick y Tesla. Quedan pocas entradas a la venta para este show, disponibles a través del sistema Puntoticket.

Contenido Relacionado

Disqus: Recent Comments