Comparte

El nuevo disco de Judas Priest y su sorprendente conexión chilena

Hablamos con Claudio Bergamín, quien diseñó la portada de "Firepower"
El nuevo disco de Judas Priest y su sorprendente conexión chilena

En marzo del próximo año, Judas Priest lanzará su retorno discográfico. Prometiendo "varios momentos clásicos", "Firepower" será otro paso adelante en la ya larga carrera de Rob Halford y los suyos, con una sorprendente conexión con Chile, pues Claudio Bergamín fue el encargado de diseñar su portada. Todo un logro y un orgullo para los fanáticos locales del conjunto.

Bergamín no es ningún desconocido en el ambiente rockero. Diseñador e ilustrador, ha estado encargado del arte de obras pertenecientes a Rata Blanca, Nocturnal Rites, Dogma y el mismísimo Rob Halford. A propósito de esta gran colaboración con la banda de Birmingham, conversamos con él de forma exclusiva.

- Desconozco tu edad, pero los que somos de la generación del vinilo, siempre hemos tenido un gran amor por las portadas de los discos, es un gran complemento visual para la música. Hay muchas en la historia del rock que son verdaderas obras maestras y que te hacen soñar y volar con la imaginación. ¿Concibes tu trabajo artístico con estas premisas también?
- Por supuesto. Más aún: diría que es un elemento esencial de mi formación cultural y artística. Yo fui niño en los años 80, probablemente una de las épocas de mayor florecimiento gráfico en la música y en la cultura pop en general. Recuerdo haber pasado horas en las tiendas de discos y cassettes, observando con gran escrutinio cada una de esas portadas clásicas. Y si bien, algunas de ellas realmente me marcaron y siguen siendo mis favoritas hasta el día de hoy, mi estilo gráfico e imaginación no nacen sólo del rock, siempre he gravitado hacia las propuestas de gran carga visual. Mi formación fue un abanico que iba desde la literatura y las artes tradicionales hasta el cine y la televisión; todos elementos de gran impacto en mi niñez y que hoy en día aun juegan un papel decisivo en la manera en que cuento una historia gráficamente.

- Viajando un poco atrás en el tiempo, ¿Cuáles fueron tus motivaciones para iniciarte en el diseño? ¿Descubriste primero el rock y luego el diseño o fue al revés? ¿Y en qué momento decidiste que te dedicarías profesionalmente a esto?
- La verdad jamás hubo un momento decisivo en el que decidiera dedicarme al arte. Fue un proceso natural que se desarrolló durante muchos años. Mis padres pusieron lápiz y papel a mi alcance antes de que siquiera pronunciara palabra, y desde la infancia fue realmente un interés espontáneo, mientras otros niños jugaban a la pelota, yo dibujaba. Aún conservo toneladas de carpetas con dibujos que van desde mis primeros años hasta la adolescencia. Dar el salto a la escuela de arte fue simplemente algo lógico, nadie se lo cuestionó mucho. Al mismo tiempo, el rock siempre estuvo presente en mi casa ya que mi padre era un gran aficionado de la buena música y bandas como The Beatles y Queen están incrustadas en mi inconsciente desde que gateaba y babeaba.

- Todos tenemos nuestras portadas favoritas, por ejemplo para mi carátulas como las de “Somewhere In Time” de Iron Maiden o la de “Screaming For Vengeance” de Judas Priest tienen unos diseños impresionantes. ¿Cuáles serían tus portadas favoritas y por qué? Y ¿Tienes algún ilustrador/diseñador dentro del rock que admires por su trabajo?
- Muchos. Y quizás no es coincidencia que menciones “Screaming For Vengeance” ya que es una de mis portadas favoritas de todos los tiempos. Doug Johnson creó un estilo y concepto muy fresco en esas tres portadas, y si vas a un concierto lo mas seguro es que veas al menos una polera de "Screaming for Vengeance". Es un diseño icónico, y eso es lo mas difícil en esta profesión. En cuando a "Somewhere in Time", claramente es la favorita de muchos. Es impresionante la cantidad de detalles que tiene esa ilustración. Derek realmente consiguió algo que nadie había hecho antes, y nadie ha hecho después tampoco, ni siquiera él. De hecho sé que tardó dos meses y medio trabajando todos los días para terminarla; después de eso quedó tan hastiado que no es sorpresa que la siguiente portada fuera tan minimalista! Es indudablemente una de mis mayores influencias artísticas y me es muy surrealista decir que hoy en día hemos llegado a cultivar una amistad y gran camaradería profesional. En cuanto a otros nombres que fueron de inspiración en mis años incipientes, Ken Kelly es uno de los primeros que se viene a la mente. Sus portadas de KISS y Manowar me succionaban a un mundo infinito de fantasía escapista. Mención honrosa merece la magnifica portada que hizo para “Rising” de Rainbow. Storm Thorgerson es otro caratulista que atrajo mi atención muy temprano en la historia. Pero fuera del rock, hubo artistas que fueron de igual influencia en mi despertar creativo; no puedo prescindir de nombrar a Boris Vallejo, Dave McKean, Bernie Wrightson y por supuesto el gran Frank Frazetta, probablemente mi artista favorito.

- Metiéndonos de lleno en tu trabajo para grandes bandas y artistas internacionales como Arjen Anthony Lucassen, Rob Halford, Rata Blanca, Battle Beast, Paradox y Nocturnal Rites, entre otros, ¿cómo es el proceso de trabajo? ¿Te contacta el sello o el manager? ¿O directamente la banda?
- Bueno, de hecho cada una de esas colaboraciones tuvo un proceso distinto. A veces los músicos me contactan directamente y otras veces los proyectos me llegan a través del sello discográfico o el management, al menos asi fue con Rob Halford, Paradox, Battle Beast y Nocturnal Rites. Quizás los casos mas inusuales fueron Arjen Lucassen y Walter Giardino. Inicialmente fui yo quien contactó a Arjen en 2009, expresando mi admiración por su música progresiva y su temática sci-fi, una combinación a mi parecer genial. Luego de eso hubo un largo proceso de mails y chat por casi un año, donde desarrollamos un dialogo a distancia muy ñoño; nos pasábamos todo el dia hablando de Star Trek. En otras palabras, se puede decir que aterricé en ese proyecto por afinidad nerd, y el trabajo gráfico refleja exactamente eso. Con Walter fue un proceso muy curioso; alguien que conocia a Walter Giardino le pregunto a mi amigo Michael, si conocía a algún artista de portadas, Michael me sugirió y esa persona me sugirió a otra, la que finalmente me sugirió a Walter.

El método de trabajo es bastante simple y ha tenido un proceso de depuración por muchos años. La banda me envía un título y concepto, ocasionalmente acompañados de imágenes de referente. Luego de eso propongo bocetos con variaciones, dependiendo qué tan figurativo o abstracto es el concepto. Una vez de acuerdo en la dirección creativa, me pongo manos a la obra en la ilustración final. Suelo hacerme cargo también de posicionamiento de logo y título, ya que lamento decir que los sellos no siempre llegan a las mejores decisiones a ese respecto.

- Uno de tus diseños es para el disco “Lost In The New Real” del gran músico progresivo holandés Arjen Anthony Lucassen. En este caso la portada simula el poster de una película de ciencia ficción de claro estilo vintage, muy de los años ochentas. Cuéntanos, ¿como trabajaste esa portada? ¿Y cuantos bocetos presentaste inicialmente a Arjen? ¿Una vez escogido un boceto, hay muchos cambios posteriores?
- Bueno, la verdad esa portada esta basada en los posters de films serie B de los años 50s. Quizás te da esa impresión por la tipografía que utilicé, la cual es similar a las que tenían los pósters de "Indiana Jones" y "Back to the Future", pero ambas películas estaban de hecho citando a los pósters de los seriales de los 40 y 50; eras donde transcurren ambas historias cronológicamente. Si mal no recuerdo, para la portada, la inspiración salió de posters como “Forbidden Planet”, “The Time Travelers”, “It Came from Outer Space” y “When Worlds Collide”. Casi todas peliculas de los 50.  Fue un largo proceso de discusión e intercambio de ideas. Hice creo que cuatro o cinco bocetos para la portada y existen al menos tres versiones diferentes antes de llegar a la solución final, Arjen me pidió un millón de modificaciones, debo haber hecho al menos diez imágenes para ese disco, todas basadas en los conceptos de ciencia ficción que la música narraba. De hecho, casi todas las canciones del álbum tienen su imagen conceptual, convirtiendo el lanzamiento casi en una novela gráfica. Una de mis favoritas sigue siendo 'Pink Beatles in a Purple Zeppelin', la cual es un tributo al trabajo de Storm Thorgerson y Roger Dean.



- Fuiste elegido por Judas Priest para diseñar la portada de su nuevo y esperado disco “Firepower” que saldrá a la venta en marzo próximo. Cuéntanos, ¿cómo se produjo este gran logro?, ¿Te contactó el manager o directamente alguien de banda? ¿Trabajaste el concepto para la tapa con Rob Halford por ejemplo?
- Para Rob Halford, ya previamente habia hecho la portada de su disco “Live at Saitama Arena”. También propuse ideas para el disco previo de Priest, las cuales quedaron en el tintero cuando la banda cambió el titulo y concepto de “Metalizer” a “Redeemer of Souls”. Para este disco la oportunidad se dio cuando la banda decidió optar por un concepto fresco. Ellos estuvieron abiertos desde el inicio a cualquier sugerencia gráfica ya que el concepto era muy abstracto, de hecho solo me dieron el título como punto de partida. Richie Faulkner fue de gran aporte conceptual. Hablamos el mismo lenguaje cultural y ambos somos fans de "Star Wars" y el género sci-fi. Él sugirió que debía ser un ser cibernético letal. Luego de eso, propuse tres bocetos conceptuales rápidos, de los cuales eligieron uno.  Acto seguido, simplemente traduje ese boceto a una versión mucho mas refinada y detallada, que es la que ven en la portada. El proceso fue increíblemente fácil y fluido, Judas Priest y su equipo son un monumento a la eficiencia y profesionalismo, fue un deleite trabajar en ese proyecto.

- En la historia de Judas Priest hay muchos grandes diseños de portadas que son realmente icónicas, ilustradas por Doug Johnson (“Screaming For Vengeance”, “Defender Of The Faith”), y Mark Wilkinson (“Ram It Down”, “Painkiller”). ¿Revisaste el trabajo de estos artistas antes de comenzar a desarrollar la tapa de “Firepower”?
- No necesité hacerlo. Soy fan de Priest y conozco todas esas portadas desde que era adolescente. Siempre supe que quería ver un ser que retomara la tradición de los personajes de las portadas clásicas, Hellion en “Screaming for Vengenance”, Metallian en “Defenders of the Faith" y por supuesto The Painkiller. Debía ser de metal, pero no de cromo, ya que ese acabado esta presente en varias portadas previas y no quería caer en lo ya visto. Quería que mi criatura tuviera un look único pero a la vez familiar; eso me llevo a pensar en un metal refinado pero con acabado opaco, como el titanio. También sabía que no podía verse vintage; Priest es una banda que si bien es emblema de metal clásico, al mismo tiempo está en constante reinvención. Juegan en una fina linea entre lo clásico y lo nuevo. La composición diagonal pone el broche de oro y sitúa la portada en la tradición de Judas Priest. La inspiración para el ser en sí vino de toda una vida de cultura pop, anime y sci-fi.

- Imagino que estás consciente que el haber diseñado la portada del nuevo disco de Judas Priest te abrirá muchas puertas, y te pondrá en primera fila de los diseñadores de portadas; sin duda, será un gran impulso y un trampolín para tu carrera profesional. ¿Lo ves y lo sientes así de importante tú también?
- Por supuesto. Estoy muy consciente y agradecido de la oportunidad que me dieron. Es en práctica, pasar a formar parte de un legado histórico mucho mas grande que tú, algo bastante surrealista y sobrecogedor. Sigo siendo el mismo ñoño de siempre en todo caso.

- ¿Para Judas sólo trabajaste el arte de la portada del disco o también harás los diseños de posters, camisetas y telones de escenario por ejemplo?
- Si, trabajé solo en la portada, de la cual hice una versión póster también. El resto del diseño del disco y merchandising esta en manos del gran Mark Wilkinson, con el cual colaboré directamente para detalles técnicos. En cuanto al tour, se que la banda ya no usa telones sino pantallas led con animaciones, algunas de las cuales estarán basadas en la portada con una versión 3D de la criatura, estoy muy ansioso por ver eso. Es todo un proceso muy excitante.

- ¿Sientes que junto a los grandes ilustradores/diseñadores como el colombiano Felipe Machado Franco (Blind Guadian, Rhapsody of Fire, Iron Savior), el brasileño Gustavo Sazes (Arch Enemy, Kamelot, Angra) y tu están demostrándole al mundo que en Sudamérica hay mucho talento para el diseño de arte de las portadas de discos? ¿Eres admirador del trabajo de Franco y Sazes?
- Sudamérica tiene mucho talento que exportar, especialmente en esta época de globalización comunicacional. Ya no necesitas irte de tu tierra natal para conseguir éxito profesional, sólo debes saber usar las herramientas a mano. Conozco bien el trabajo de Machado y me gusta. El trabajo de Gustavo Sazes es de gran nivel y juega en un estilo de fotomontaje que empezó con Dave McKean en los 80 y que luego fue continuado por Travis Smith a fines de los 90s. Es un estilo grunge/gotico que aprecio y que alguna vez explore años atrás pero la verdad ya no  me cautiva como antes. Mi atención hoy en día es hacia la ilustración clásica de fantasía.

- En los últimos años se ha editado varios libros muy interesantes que recopilan el arte creado por los diseñadores de carátulas del mundo del hard rock y el metal. ¿Hay alguno que te haya gustado particularmente y dónde salga alguna muestra de tu trabajo? ¿Alguno que quisieras recomendar?
- Recientemente me incluyeron con una entrevista en una publicación británica impresa de arte de carátulas llamada muy adecuadamente “Heavy Music Artwork”. Creo que también hay un libro compilatorio en proceso y para eso me pidieron una selección de trabajos.   Pueden ver detalles en www.heavymusicartwork.com

- ¿Tu técnica de ilustración es completamente digital o la combinas con elementos de ilustración manual?
- Mi formación artista es tradicional y el génesis de cada trabajo comienza de esa manera, con lápiz y papel. La exploración conceptual de cada proyecto parte siempre desde la ilustración tradicional. Una vez decidido el concepto, me muevo a la fase de color digital, la cual ofrece una gran ventaja ya que me permite trabajar muy rápida y dinámicamente, obteniendo resultados que tardarían tres veces mas si fuera óleo o acrílico sobre tela. En caso de que el cliente lo requiera, el proceso digital permite hacer modificaciones de composición y color que serian un dolor de cabeza en el medio tradicional; borrar, pintar encima o derechamente empezar de nuevo. Y ojo, la acción plástica de dibujar e ilustrar digitalmente es la misma que la de hacerlo sobre tela o papel, la diferencia es que lo haces en una graphic tablet, con un lápiz digital. No existe un botón o filtro que genere mágicamente una ilustración digital, como mucha gente cree. He notado que hay un cierto desdén del publico general hacia el arte digital, pero es solo ignorancia y desinformación; no conocen sus procesos y técnicas de factura. Sinceramente, lo único que me importa es el impacto del resultado final, no un apego romántico por hacer las cosas de una cierta manera. Curiosamente, hay mucha gente que cree que lo que hago es acrílico sobre tela o alguna otra técnica tradicional, especialmente los trabajos más recientes.

- Finalmente, de todas las portadas que has realizado para bandas nacionales e internacionales, ¿de cuál te sientes más orgulloso y por qué? Si sólo puedes elegir una, ¿Con cuál te quedas?
- ¡Judas Priest absolutamente!

Cristián Pavez

Conoce más del trabajo de Claudio Bergamín en https://www.facebook.com/claudiobergamin.art/ y en http://www.claudiobergamin.com/

Disqus: Recent Comments