El inminente regreso de un gigante

Previo a su reciente participación en el festival Live ‘N’ Louder (Brasil) de mediados de octubre, tomamos contacto con David Lee Roth… el ex vocalista de Van Halen nos reveló algunos pormenores de su historia y nos habló a corazón abierto de aquellas cosas que todos los amantes del rock and roll y de la clásica banda de Los Angeles quieren saber… Adelante, ‘Diamond’ Dave se toma las siguientes páginas.



30 años de historia y miles de litros de tinta (y algo de sangre también), han corrido bajo el puente para escribir la historia de una de las bandas más monumentales y seminales en toda la historia del rock pesado. Por esas ironías de la vida, fue el propio vocalista David Lee Roth quien sugirió tomar el apellido de los hermanos holandeses Van Halen como apelativo del conjunto, debido a que los derechos del nombre Mammoth ya estaban registrados por otra agrupación. Desde entonces, con más de 80 millones de discos vendidos, y bajo el lema que dice que “no hay deuda que no se pague, ni plazo que no se cumpla”, el nombre de Van Halen parece encaminarse inapelablemente a una celebrada y anhelada reunión con su formación original.

Hace unas semanas, Eddie Van Halen declaró en una radio estadounidense que “no tengo problemas en volver a trabajar con David Lee Roth” y ahora en esta entrevista exclusiva con Rockaxis, el aludido contesta diciendo que “la reunión del Van Halen original es inevitable”. Aunque durante el último mes corrieron los rumores de reunión y luego se desmintieron, y la supuesta actuación de la banda en su inducción al Salón de la Fama ya fue descartada, sólo nos basta cruzar los dedos y esperar que el tiempo pase rápido para que toda la magia de los grandiosos Van Halen esté de vuelta sobre los escenarios y plasmada en un nuevo disco de estudio.

LA LEYENDA, EL LEGADO

Cuando tienes varios discos de oro, platino y diamante en tu currículum, premios Grammys, el reciente logro concedido por periodistas especializados de contar con “el mejor disco debut de una banda en la historia del rock” (Van Halen I), es poco más lo que se puede agregar. Pero la historia de la banda tiene una riqueza similar al legado de su música. Y como la memoria es frágil, siempre es útil (y grato) hacer un poco de historia cuando se trata de un ícono del hard rock y el heavy metal de todos los tiempos.

Emigrados desde Nijmegen, Holanda hacia Pasadena, California en los años 60’s, el padre de Eddie y Alex, Jan Van Halen, era un realizado músico de jazz e inculcó en sus hijos el amor por la música. En 1976, el grupo ya estaba asentado como una banda muy potente en vivo, siendo una sensación en el circuito de clubes de Los Angeles. En la formación, completada por el bajista Michael Anthony, claramente destacaba la fuerte personalidad del vocalista David Lee Roth, quien descolocaba a todo el mundo con sus audaces y totalmente originales performances.

David Lee Roth 2Por su lado, Eddie Van Halen revolucionaba el mundo de la guitarra, utilizando la técnica del “tapping” o golpeteo de cuerdas con los dedos de ambas manos sobre el mástil de su guitarra al tocar los solos. Incluso en los primeros tiempos los hacía de espaldas para que nadie pudiera develar o imitar su innovadora técnica, lo que le valió ser calificado de inmediato como un “héroe de la guitarra” y uno de los músicos más influyentes del nuevo metal americano de la época junto al fallecido Randy Rhoads (Quiet Riot, Ozzy Osbourne).

De ahí para adelante todo subió como la espuma para Van Halen y la salida de su disco debut en 1978 fue un éxito instantáneo. Cada nuevo álbum que el grupo sacaba, superaba en éxito y ventas al anterior e incluso se convirtieron en una de las bandas pioneras en traer el sonido del emergente heavy metal a Sudamérica, pues en 1982, como parte de la gira de su placa “Diver Down”, el grupo se presentó en estadios de fútbol colmados en Brasil y Argentina.

Una actuación como headliner en el mítico “US Festival” de 1983, encabezando un cartel impresionante donde también estaban Mötley Crüe, Quiet Riot, Ozzy Osbourne, Scorpions y Judas Priest entre otros, demostraba que por entonces Van Halen era la banda más exitosa del mundo. Tras la salida de su multiplatino álbum “1984” y luego de completar el tour, David Lee Roth decidió grabar un EP en solitario (“Crazy from the Heat” - 1985) haciendo su mejor interpretación de un crooner como Frank Sinatra cantando los hits ‘California Girls’ y ‘Just a Gigolo’. Este tremendo éxito le valió a Roth su expulsión del conjunto.

LOS AÑOS DE SAMMY Y LA DECADENCIA

Pero los hermanos Van Halen rápidamente encontraron un sustituto para Roth en la persona del cantante y guitarrista Sammy Hagar (ex Montrose). Un tipo que ya había tenido un importante éxito con su grupo y como solista, lo que sólo ayudó a catapultar aún más el estatus de súper banda de platino de “Van Hagar”, como se le conoció a esta encarnación, básicamente por el sonido más comercial y orientado a la radio que desarrollaron en esta etapa. Discos como “5150” (‘86), “F.U.C.K.” (“For Unlawful Carnal Knowledge” - ‘91) y “Balance” (‘95) siguieron la tradición del grupo de meter todos sus álbumes en el Top 10 del Billboard.

Pero la buena relación entre Sammy y Eddie se desgastó y en 1996, Hagar fue expulsado. Un fracasado intento de reunión con Lee Roth sólo dejó 2 nuevos temas para un disco de “Best Of” (cortes que, por lo demás, demostraron que la magia compositiva de David con Eddie seguía intacta), y el grupo entonces comenzó la búsqueda de su tercer vocalista con la seguridad que su exitosa inmortalidad como banda era intocable. Desde el momento que se anunció la elección de Gary Cherone (ex Extreme), todo el mundo dedujo que había sido un error. El tipo no era más que un clon vocal de Hagar y el disco “Van Halen 3” es su único trabajo que vendió menos de 1 millón de copias. La gira de presentación debió ser cancelada en la mitad y obviamente Cherone fue rápidamente despedido.

Desde entonces, silencio y tinieblas en el seno de la banda, sólo algunas apariciones para dar noticias, como un cáncer que padeció Eddie (ya recuperado) y su separación luego de 21 años de matrimonio; la participación de Michael Anthony en la gira de Hagar; la contribución musical de Eddie a la película porno “Sacred Sin” y entre medio un tour de reunión con Sammy Hagar durante 2004 para apoyar la salida de un nuevo disco recopilatorio “Best of the Both Worlds”. Finalmente, la bitácora de acontecimientos anota durante 2002 que Sammy Hagar y David Lee Roth se unieron para una gira conjunta con sus respectivas bandas, donde le daban vida a todo el catálogo de Van Halen, en un tour que obviamente fue un completo y rotundo éxito.

‘DIAMOND’ DAVE AL HABLA

Así llegamos al presente más inmediato, donde David Lee Roth volvía a actuar en Brasil luego de 23 años sin visitar Sudamérica, en el marco del festival “Live ‘N’ Louder”, encabezando un gran cartel que contemplaba bandas como Sepultura, Primal Fear, Saxon, Nevermore, Stratovarius y After Forever entre otras. Razón más que suficiente para que nuestro corresponsal, Thiago Sarkis se pusiera en contacto con el gran Dave, quien previo a su visita a Brasil, abrió su corazón para Rockaxis.

Hola David, ¿cómo estás?

“Estoy viviendo uno de los mejores momentos de mi vida. El show en Sudamérica para cantar nuevamente para ustedes. ¿Podría haber algo mejor? Ya era hora, hace mucho tiempo que no los visito”.

Es verdad. ¿Qué recuerdas de aquella histórica visita de Van Halen en 1983 a Sudamérica?

“Recuerdo que el público era increíble, entusiasta y a una América del Sur maravillosa. Había grandes expectativas para ese show, tanto de nuestra parte como de los fans. Fue una satisfacción enorme ver el rostro de las personas que fueron a ver a Van Halen. Todos parecían tan felices… nosotros también nos sentimos así, lo puedo asegurar. Me acuerdo de las caras de la gente de Warner, riéndose de mí cuando les dije que habría un MTV en portugués y en español, y que un día Sudamérica sería uno de los grandes mercados del rock & roll del mundo. Y ahora, ¿qué me dirían ellos? ¿eh?”.

Sí, pero las cosas tomaron un rumbo distinto después de aquel concierto de Van Halen por aquí. Kiss también tocó en Sudamérica en 1983 y, en esa época, el hard rock y el heavy metal prácticamente nacieron de manera oficial como estilos aceptables en el mercado brasileño y sudamericano, tanto a nivel de recitales como de lanzamientos de cedés…
“Esa es una cosa que me deja tremendamente orgulloso. Te aseguro que abrimos muchas puertas como una de las primeras bandas de hard rock y heavy metal en tocar en Sudamérica. Llegamos antes que el Rock in Rio. Han pasado dos décadas y pronto estaremos juntos de nuevo” (Nota: la entrevista fue realizada antes del Live ‘N’ Louder de mediados de octubre).

¡Afortunadamente! Y traes a un grupo de grandes músicos, como ha sido la costumbre en tu carrera. ¿Nos puedes comentar algo de ellos?

“Algunos han tocado con otros grandes artistas como Ozzy Osbourne, Alice Cooper, Paul Rodgers, y han pasado por grupos de importancia mundial. Ellos intentaron triunfar en Los Angeles, y esa es la prueba real para un músico. Si tú no estás en Nueva York o en Los Angeles, difícilmente podrás disputar un lugar en el mercado norteamericano. Y una vez que superas el desafío, nadie puede cuestionar tus capacidades. Personas de todas partes del mundo llegan a estas ciudades sin conocer a nadie, simplemente con una maleta en la mano y algunos pesos en el bolsillo. Principalmente en Los Angeles, donde tienes bares, restaurantes, shows, tiendas y sellos para todo tipo de música, desde heavy metal a country. Es un lugar óptimo para comenzar a construir una carrera, ya que puedes estar entre los mejores. Mi banda se encuentra en ese lugar. Ellos son realmente grandes músicos, como tú dices”.

David Lee Roth 3Leí comentarios de periodistas y fans sobre tus últimas presentaciones y, al menos unas dos o tres veces, vi uno que me llamó la atención: “ellos tocan Van Halen mejor de lo que los propios Van Halen solían tocar”. ¿Qué nos puedes decir al respecto?

“A partir del momento en que el material está compuesto y grabado, si eres un profesional realmente soberbio, más allá de cualquier duda, puedes rehacer un instrumental con la misma calidad del original. Piensa en la Filarmónica de Nueva York como una banda tributo a Tchaikovsky. Obviamente, él falleció hace mucho tiempo, así como los integrantes de toda su sección rítmica (risas). Pero, de una manera u otra, vas a ir a ver a la orquesta, porque sabes que aquellos músicos dedicaron sus vidas a eso. No estamos hablando de jovencitos que salen de la escuela para ir a las salas dos veces a la semana. Son profesionales que darán todo el tiempo que tengan con el fin de responder como los mejores, y se prepararán para tocar cualquier cosa que se les pida. Lo mismo pasa con el rock and roll. En este caso, es aceptable que se rehagan las partes vocales. Sin embargo, es simplemente imposible sustituir a las personalidades que dan voz a los grandes clásicos. Y esa es justamente el alma de mi música y de Van Halen que ustedes deben tener cuando yo llegue a Sao Paulo”.

Dentro del rock and roll, tú te consolidaste como un showman incomparable… para muchos, el mejor de la historia. ¿Cómo es tu relación con el escenario?

“Es una fórmula bizarra, una de esas que si la escribes en un papel, parece inacabable. Pero, si eres artista, la puedes comprender totalmente. Aprendí con el tiempo que la base de un excelente desempeño es 90% práctica, entrenamiento… después, 90% es enriquecimiento de todo lo que has preparado. Investigué a cientos de vocalistas que eran extremadamente teatrales y artísticos en vivo. Y debes tener en mente que no caí preso de aquellos que se encontraban en el mismo estilo de música que yo. Ni tampoco se trata de ir a ver a quince bandas de heavy metal y salir imitándolas. Debes buscar ideas en todo tipo de arte, en el baile. Desde los musicales de Broadway a las películas de kung fu, al hula hula hawaiano. Todo ese potencial se debe convertir en parte de la actuación en el escenario. Si todos los ingredientes no fueran debidamente observados, el artista se torna previsible y estéril”.


David Lee Roth 12

Tu espontaneidad en los escenarios fue exactamente uno de los elementos que transformaron a Van Halen en una de las grandes bandas del rock…

“Nosotros le brindábamos una oferta incomparable e innovadora al público. A veces las personas me preguntan, ‘¿qué hizo tan grande a Van Halen?’. El cálculo para eso es igual al que mencioné sobre el desempeño en el escenario. ¿Matemáticamente imposible? Sí, pero de fácil entendimiento para cualquier fan de la banda. ¿Quieres ver? 90% Eddie y 90% yo”.

Después de la visita de Van Halen, sabíamos dónde estabas tocando, o qué hacías, con quién grababas, etc. El tiempo pasó y el acceso a esa información disminuyó. Por aquí se comentó algo que te voy a preguntar: ‘¿Será que David Lee Roth, aún con una apariencia más vieja, muestre en los escenarios aquella energía de antaño?’

“Quédense tranquilos. Tengo una marca registrada, un estilo singular que se encuentra más o menos entre… ¿Bruce Lee y Robert Plant?, ¿Roger y Jessica Rabbit? ¿Mick Jagger y el Hombre Araña? (risas). Vivo de eso, nunca me he descuidado. Mantuve la mayoría de esos movimientos. Todo lo que pudieras imaginar y tal vez más. Agrego un ingrediente aquí, otro por acá, dependiendo del show. También cambio el set list. El Live ‘N’ Louder, por ejemplo, es claramente un territorio de hard rock/ heavy metal. ¡Perfecto! Estaré pronto por allá, vamos a reventar con la misma energía de siempre. Sigo con la intensidad que ustedes conocen, yo lo paso bien todo el tiempo. Además de eso, tengo un repertorio de por lo menos treinta canciones que son fácilmente reconocibles por la mayoría de las personas del mundo. Si me llamaran para tocar en una noche de reggae en la playa, puedo preparar algo especial también (risas). Como estoy en un festival con Sepultura, seguramente voy a abrir el show con ‘California Girls’. También tengo que pensar en algo diferente, más pesado. ¿Qué tal ‘Running With the Devil’, ‘Atomic Punk’ o ‘Hot for Teacher’? Vamos a ver”.

David Lee Roth 4Es muy evidente que te sientes muy a gusto en el escenario. ¿Eso también se repite en el estudio?

“Son dos experiencias muy diferentes para mí, pero me siento cómodo en ambas. El trabajo en estudio es algo prácticamente académico. Así y todo, sólo decido grabar cuando veo que tengo un material suficientemente bueno para equipararse a los estándares de los otros discos. De otra manera, prefiero dejar eso de lado”.

Recientemente fue lanzado “Strummin’ with the Devil”, un tributo a Van Halen con tu participación en versiones bluegrass para los clásicos de la banda. ¿Cómo fue tu trabajo en este álbum?

“Fue una experiencia bien especial. Y no digo diferente porque en verdad ya hice de todo un poco. Me gusta cambiar, experimentar y explorar ideas nuevas. Las canciones que grabé para “Strummin’ With The Devil” tomaron una apariencia completamente distinta. También sabes que Van Halen trataba de hacer cosas llamativas. En fin, es bluegrass, ¿qué más puedo decir? Hay grandes bandas y canciones fantásticas”.

¿Qué tan importante es para las canciones de Van Halen y para ti como artista, hacer esos cambios constantes de arreglos de temas clásicos?

“Antes de responder, sólo quiero enfatizar una cosa: las versiones de los clásicos que tocaré en Brasil son las originales, no de bluegrass o de cualquier otro proyecto en el que haya participado fuera del hard rock. Sobre los arreglos nuevos, aseguro que siempre surgen como excelentes pruebas de calidad de las composiciones. Si éstas fueran realmente buenas, entonces ten la certeza de que podrán ser traducidas a una increíble variedad de otros estilos de música. En este sentido, “Strummin’ With the Devil” probablemente es el proyecto más interesante de ese tipo en el que me haya involucrado en toda la vida. Asimismo, hubo una dosis de humor en cada corte, todos los músicos tomaron el disco tan en serio e interpretaron las canciones con tanta actitud y convicción como cualquier otro músico de rock and roll. Y también toman tanto como nosotros (risas). El violinista que estuvo conmigo en ‘Jamie’s Cryin’’ es un muchacho de veinticuatro años que creció con dos colecciones de cedés: una de country y otra de rock. Él es fan de Van Halen, solamente decidió salir de lo usual, trasladó al violín la emoción que sentía cuando escuchaba la guitarra de Eddie”.

Tú mencionaste una cuestión de dosis de humor en “Strummin’ With The Devil” y realmente este álbum tiene una esencia muy relajada. Me trajo a la mente unas palabras tuyas respecto a la primera fase de Sammy Hagar en Van Halen: “El Van Halen clásico te hacía tener ganas de beber, danzar y tener sexo. El actual nos da ganas de tomar leche, manejar un Nissan y tener una relación”.

“(Risas) Es eso mismo, ¡nada más ni nada menos que eso! Tú lo dijiste, palabra por palabra y yo dije que comprendieran la esencia de “Strummin’ With The Devil”. Tengo ese mismo espíritu por el Van Halen clásico. Y esa es una buena cita (risas)”.

En 2002, “The Heavyweight Champs of Rock and Roll”, la famosa gira conjunta de David Lee Roth y Sammy Hagar, pasó por Norteamérica. Después de eso, ¿se reunieron alguna vez? ¿Cómo es tu relación con él?

“Yo no soy amigo de Sam ni lo respeto como colega de profesión. Lo respeto como ser humano, claramente, pero pienso que él es un talento mediocre, y eso me enloquece (risas)”.

David Lee Roth 5En tu opinión, ¿qué hace a Sammy Hagar un artista mediocre?

“No me malinterpretes, sus referencias y sus experiencias lo hacen mediocre. Yo podría hasta elogiarlo. Velo de esta manera: él siempre está en su mejor nivel. El problema es que ese nivel es la mayor señal de mediocridad (risas). Los artistas de un alcance verdadero llegan muy alto en ciertos momentos, y en otros, son simplemente basura. No hay un término medio. A los comunes siempre les va muy bien (risas)”.

Sinceramente, hablas de forma tan directa que pienso que me estás tomando el pelo…

“¡No lo estoy! Tengo un humor negro, sarcástico a veces, pero estoy hablando en serio. Sam no buscó otras referencias, no estudió ni investigó comunidades además de aquella donde creció. Aprendí desde que era niño a respetar mis raíces, también a las personas que me rodeaban y que venían de otros lugares. Además, hablo portugués lo suficientemente bien como para continuar con esta entrevista en tu idioma, en caso que tú quieras (Nota: Hablando en portugués y español)”.

(Risas) No me queda otra…

“Mi madre era profesora de inglés y hablaba español. Además de eso, (Nota: David intenta dar la respuesta hablando todo en portugués, a veces mezclado con español y un poco de inglés) cuando yo tenía diez años, muchos de mis amigos hablaban solamente portugués. En Estados Unidos, los brasileños están dominando desde las artes plásticas a los rodeos de Texas. Ednei Caminhas, tres veces campeón del mundo de Mossy Oak Shoot Out. ¿Qué me dices frente a eso? ¿Éste es ahora el tercer idioma del mundo? No lo sé. Pero si no sabes hablar en portugués, es mejor que aprendas rápido”.

(Risas) Vamos a hablar de música, me estás desordenando todo…

“(Risas) Bien. Mi portugués puede ser mejor que tu inglés, pero lo estás haciendo muy bien. Vamos falar de música, amigo…”.

David Lee Roth 6Ok. Creo que esa es una faceta artística tuya, hasta para dar entrevistas. ¿Puedes separar a David Lee Roth vocalista del artista puro y simple?

“No. Esas dos cosas están juntas. Para ambas, necesitas oír y leer más de lo que cantas y escribes, y prestar más atención a los otros que a ti mismo. Es necesario buscar la inspiración para convertirse en un artista completo, no sólo en un vocalista. No paso un día sin realizar una investigación detallada en películas y en shows. Por mucho tiempo vi los videos de Elton John, y siempre busco inspiración en el blues, en la música negra y en el hard rock de los años setenta. Yo veo que después de eso, mi amigo, es música que no vale un dólar”.

Es común que los vocalistas se destaquen en dos aspectos: gran performance, pero al mismo tiempo una técnica limitada. ¿Qué piensas sobre eso?

“Generalmente, cuando las personas se refieren a la técnica vocal, crean hoyos negros para sí mismos. Trazan dos o tres argumentos sin suficiente base, que los elevan pero que se caen en instantes. Una técnica no se resume en las notas que un vocalista puede alcanzar. Eso va mucho más allá de tratar el arte de la comunicación, de la capacidad de expresión de estados emocionales y de hacer que los oyentes tengan la misma sensación que tú cuando cantas. Ésa es una de mis mejores características, ya que, felizmente, los fans se identifican con lo que hago con mi voz”.

¿Qué vocalistas te sirven de inspiración?

“He estudiado todos los estilos con un máximo de atención. Creé mi voz probablemente a partir de James Brown y Rolling Stones. Así y todo, sigo explorando mis posibilidades, expandiendo mis horizontes musicales. Siempre me gustó Freddie Mercury, y hoy admiro a algunos vocalistas nuevos. Adoro la manera en que canta Norah Jones. Es importante tener una mente abierta y buscar referencias en todo. A partir del momento en que tú formalizas un estilo propio, puedes encontrar buenos elementos adicionales en interminables fuentes de inspiración. Un buen chef de cocina no prepara el mismo plato todo el día”.

David Lee Roth 7A partir de un determinado momento en tu carrera, conseguiste destacarte por la unicidad de tu voz. ¿Cómo lograste llegar a eso?

“Esa es una pregunta interesante. ¿Cómo llegué a eso? A través de un entusiasmo genuino, sin imitar ni una cosa. Investigué mucho y leí centenares de libros. Se preguntarán qué tipo de lectura recomiendo, respondo: todas. Desde “Pererga y Paralipomena” de Schopenhauer a “Batman Begins” de Dennis O’ Neil. Debo decir que prefiero a Batman, a pesar de que me gusta la filosofía de Schopenhauer (risas). Sin bromear, ahora te pregunto, ¿Cuántos vocalistas ya te han dicho que adoran los más diversos estilos de música posibles?”.

Muchísimos…

“Exactamente como me lo imaginé, pero a ellos no les gusta. No es verdad, ni los conocen. Así que lo dicen porque suena bonito en una revista. Yo crecí con todos esos estilos de música a la vuelta de la esquina. Y leo… ¡leo como nadie!”.

Como artista… ¿cuál es la sensación de convertirse en un ícono debido a haber formado un estilo único, además de otras razones?

“Siento que cumplo con mi papel y que doy mi contribución a los músicos más jóvenes. En algún lugar del mundo, sé que ellos podrán encontrar un artista que no es inmediatamente previsible. Sin embargo, el mayor éxito que obtuve, fue el de transformar un mensaje diverso y ambiguo en algo accesible. Yo sé que eso lo conseguirán pocos. Puedes ser salvaje, misterioso, serio, exuberante, todo al mismo tiempo, pero probablemente parecerá confuso a los ojos y a los oídos del público. Tengo suerte de haber incluido todo en mi personalidad artística y aún así ser plenamente comprendido”.

¿Cuándo percibiste que habías conseguido tu objetivo de ser único?

“Probablemente la primera vez que necesité de un abogado para defenderme de las locuras de un fan que yo nunca había visto y que decía ser yo (risas)”.

David Lee Roth 8David Lee Roth 8En una entrevista reciente a Howard Stern, Eddie Van Halen dice estar abierto a tocar contigo en una reunión de Van Halen. Los fans están entusiasmados con ese tipo de declaraciones, ¿y tú? ¿Aún sientes lo mismo como para tocar con Eddie? ¿Estarías abierto a regresar a la banda?

“Sé que Eddie y Alex tienen esa energía de antaño y que están realmente dispuestos a realizar una reunión decente de Van Halen, seguro. Si ellos dicen eso con las mismas ideas miserables que rodearon a la banda en los últimos tiempos, no. Si Eddie habló honestamente con Howard, estaré pronto con ellos. Si él, como de costumbre, respondió positivamente a la pregunta sobre la reunión de Van Halen apenas para salir bien en la entrevista, entonces quiero que se joda”.

¿Dentro de las ideas miserables que citas, se encuentra el tercer Van Halen con Gary Cherone?

“Sí, y es para peor. Pero no voy a hablar de Gary. No tengo tiempo para perder con ese tema. Ellos dejaron a la venta el papel de vocalista de Van Halen para cualquiera que quisiese entrar. Aquello no llegó a ser un error, no fue nada, literalmente. Esta conversación está muy buena, sigamos adelante”.

OK. ¿Cuándo fue la última vez que tú y Eddie se encontraron?

“Tres o cuatro años atrás. Pero conversamos por teléfono de vez en cuando. Nada además de eso”.

¿Es posible decir que ustedes son amigos actualmente?

“Sí, yo diría que somos amigos. Y llegará un momento en que la reunión con Van Halen sea inevitable”.

¡Ojalá! Ahora te encuentras reconciliado con tus tiempos en Van Halen, ¿no? Hubo un período medio intranquilo…

“Siempre me sentí orgulloso de formar parte de Van Halen, pero seguramente los conflictos me estimularon, en un determinado momento de mi vida, a alejarme un poco de todo eso, incluso de la música”.

¿Escuchas tus discos o los álbumes que grabaste con Van Halen de vez en cuando?

“Unos diez años atrás, a veces, yo echaba mucho de menos las canciones y ponía a Van Halen en mi equipo de sonido. Pero ahora ya no lo hago. Hoy ya no necesito tomar los discos para escucharlos. El rock está de vuelta. En este instante, mientras conversamos, probablemente, en algún lugar del mundo, una de las canciones que grabé con Eddie debe estar sonando en la radio. Los australianos deben estar escuchando ‘Aint’ Talking ‘Bout Love’; en Europa tal vez ‘Panama’ o ‘Unchained’. En Brasil, quién sabe, ‘Somebody Get Me a Doctor’, ‘Mean Street’, ‘Dance the Night Away’ o ‘Jump’. Este momento es muy bueno para el hard rock y el heavy metal”.

David Lee Roth 9¿Qué sientes cuando escuchas esas canciones en la radio?

“Que han superado la prueba del tiempo, el pasar de los años. También me impresiono con la manera en que aquellas canciones han logrado convencer y que las personas aseguren que nadie puede borrarlas, que son invencibles y eternamente jóvenes”.

¿Cuál álbum destacarías como el mejor de la era David Lee Roth en Van Halen?

““1984”. En ese disco nos consolidamos como una banda que jamás sería copiada. No con éxito, al menos. Sonábamos realmente muy sólidos. Sinceramente, creo que las canciones de ese álbum son las únicas que no pueden ser completamente reeditadas, sea por Van Halen con otro vocalista, o por mí con mi banda. Como tú dijiste al principio, creo que los grandes profesionales pueden rehacer los instrumentales originales de aquello que quisieran, simplemente porque trabajaron una vida entera para eso. Pero “1984” tiene algo muy peculiar. Creamos un estilo nuevo de composición con aquel trabajo. La edición de ese disco fue diferente de todos los otros. La producción también. Eddie no puede reproducirlo sin mí, y viceversa”.

Fue exactamente tu último álbum con Van Halen…

“Justamente y tengo certeza de que si volvemos como Van Halen, podríamos continuar exactamente desde el punto donde nos detuvimos”.

Tu ciclo con Van Halen terminó con el disco “1984”. Poco después, tú comenzarías una carrera solista brillante con el lanzamiento del EP “Crazy from the Heat” y el CD “Eat’em and Smile”. También hay una enorme expectativa para las canciones de esos álbumes y de tus otros trabajos solistas…

“Los grandes éxitos de mi carrera solista estarán en el set list de Brasil al lado de los clásicos de Van Halen, te lo aseguro. Siempre incluyo canciones de esos discos, ya que realicé trabajos muy buenos en compañía de otros músicos. No puedo decir cuáles tocaremos exactamente, pero ustedes van a oír todo lo que siempre han deseado”.

Ese acompañamiento de otros músicos que mencionaste recién, incluyó a algunos nombres que se volvieron conocidos y especialmente aclamados en Sudamérica. ¿Nos comentarías tu trabajo con algunos de ellos, comenzando por Jason Becker?

“Siempre supe que Jason sería el próximo gran nombre de la guitarra. A él le gustaban diversos estilos de música, tenía todas las referencias e influencias necesarias, además de una facilidad técnica increíble y, principalmente, alma. Jason tocaba con mucho sentimiento. Lo que sucedió con él fue realmente triste (Nota: Durante la gira de “A Little Ain’t Enough”, fue diagnosticado con el mal de Lou Gehrig o Esclerosis Lateral Amiotrófica, una enfermedad que destruye progresivamente la funda aislante de los nervios de la médula espinal, con el resultado de la pérdida gradual de las funciones musculares). Tenemos que aprender algo de aquello, porque su lucha por la vida nos enseñó mucho. Si tienes un talento, no debes desperdiciarlo. Úsalo ahora mismo, porque perder tiempo es un pecado”.

¿Él ya presentaba algunas complicaciones durante el registro de “A Little Ain’t Enough”, cierto?

“Había algunas señales, sí. Pero nada que fuese hablado abiertamente. Y Jason no dejó que aquello se fuera en contra de él hasta que llegase a un estado irremediable para su cuerpo. Él es una inspiración para todos nosotros. Fue un placer trabajar con él”.

¿Y la famosa dupla Billy Sheehan y Steve Vai?

“Básicamente fue la misma cosa. Ellos tienen un estilo un poco más técnico, pero eso representaba bien la época en que nos encontrábamos. De mediados de los años ochenta a la llegada de la década de los noventa, aquella dupla explicitaba en todas las extremidades lo que podríamos esperar de los músicos de heavy metal. Si alguien quisiera saber exactamente cuál era la cultura dominante en esos tiempos, es simple, oigan a Billy Sheehan y a Steve Vai en “Eat‘em and Smile” y “Skyscraper””.

David Lee Roth 10Además de hacer música, tú trabajas como paramédico en Nueva York, ¿cierto? ¿Nos puedes hablar más sobre esa labor?

“Hace poco tiempo trabajaba dos noches por semana en servicios de atención de emergencia en barrios negros y latinos. Mi papá era cirujano y me siento bien ejerciendo una función en el área de la salud”.

¿Nunca te reconocieron?

“No, y atendí 120 casos de emergencia. Donde trabajo, nadie le presta atención al rock and roll, ni ve MTV. Nunca lo hicieron y no lo harán”.

¿Qué te ha traído este trabajo en especial en términos de experiencia de vida?

“Trabajo con policías, bomberos, enfermeras, personas que generalmente ganan 500 ó 600 dólares por semana. También tenemos apoyo de detectives, psicólogos y de S.W.A.T. (Nota: acrónimo para Special Weapons and Tactics o Armas y Tácticas Especiales). Estamos en grandes carreteras, en el metro, en todos lugares. En este período, atendí a personas sin hogar, partos, lidié con todos los tipos de víctimas de armas de fuego, y probablemente vi a cientos de personas muertas. Eso te lleva a una reflexión seria y a reevaluar tus conceptos. Valorizo lo que hago y tengo la seguridad que hoy sueno más sincero que cuando canto”.

Pocos saben que haces este trabajo, ya que no hay mucha publicidad sobre ese tema…

“Generalmente las personas de mi posición reúnen a sus amigos para hacer shows a beneficio, lo que es válido, pero también es una manera de ganar un poco de publicidad sobre determinadas situaciones. Yo tiendo a evitar que la música y mi servicio como paramédico se confundan. Son cosas diferentes y no quiero hacer publicidad en base a un trabajo que realizo con tanto gusto. Me gradué dos meses antes de que la prensa descubriera lo que yo estaba haciendo. Y la cara con que me encontré por recibir un buen dinero del New York Post para hablar del tema. Continué atendiendo a las personas, y no le presté atención a eso”.

David Lee Roth 11Tu vida debe haber cambiado…

“Cambias como ser humano después de una experiencia como esa. Es enriquecedor vivir eso, a pesar de todo el dolor que implica esa tarea. Y no se trata de algo que hago porque soy excéntrico y para aprovechar mi tiempo libre. Tomo muy en serio mi trabajo. Estuve en más barrios negros y pobres y en los suburbios de Jay Z y Diddy juntos (Nota: raperos norteamericanos), y ellos nacieron en esos lugares. Ni por eso salgo por ahí cantando las desgracias que vi para sacar provecho de eso”.

¿Llegaste a extrañar el hecho de estar en estos lugares como un completo desconocido en medio de la multitud?

“No. Yo me preocupé por eso. Cuanto más consigo pasar inadvertido en este trabajo, mejor me siento, y además de todo uso unos disfraces increíbles (risas)”.

Después de esa experiencia y también escuchando la música de Van Halen, ¿tú te sientes eternamente joven e invencible, como dijiste anteriormente?

“Bien, yo soy invencible (risas). Pero estoy un poco viejo, fuera de forma (risas). Creo que, después de esas experiencias, pasas a reírte de ciertas situaciones de las que te jactabas, y de sensaciones como de ser imbatible o eternamente joven. Son vivencias muy profundas e inolvidables. Recomiendo a todas las personas que tienen un interés real en ayudar a otros seres humanos en dificultades, pero sé que eso no es para cualquiera”.

¿Tú crees que en algún momento de tu carrera, el éxito se revolvió en tu cabeza en vez de cambiar de alguna forma?

“Sinceramente… espero que sí, porque luché mucho para alcanzarlo. No llegué de paracaidista a una de las mayores bandas de hard rock de la historia. Pero recorrí un largo camino para llegar hasta allá, y es obvio que cambié de alguna forma después del éxito”.

¿Negativamente?

“Tal vez, en algunos aspectos. Pero la historia es otra hoy en día”.

Y te esperamos ansiosos para acompañarte en vivo en esta nueva historia. Ya han pasado 23 años desde tu última presentación en Brasil…

“Muchas gracias. Fue un placer enorme conversar contigo. Estoy ansioso por tocar todos los clásicos de Van Halen y de mi carrera de la forma que ustedes siempre soñaron”.

Entrevista: Thiago Sarkis
Traducción: María de los Ángeles Cerda
Artículo: Cristián Pavez

Contenido Relacionado