The Horse and Other Weird Tales

The Horse and Other Weird Tales

2017. Svart Records

La psicodelia de los 60’s quedó para siempre plasmada en la obra de una infinidad de artistas que vivieron aquella época. Años más tarde, son varios los que han imitado aquel estilo, pero pocos al nivel de lo que ha logrado Jess and the Ancient Ones en su tercer álbum “The Horse and Other Weird Stories”, en donde toda esta vibra de la época nos llega con un aire de frescura.
Y es que ya con los primeros minutos de iniciado el trabajo con ‘Death is the Doors’ sabemos de qué se trata todo, y como se unen esos aspectos con un sonido que se siente actual, una composición dinámica y una voz más que potente. Le sigue la rockanrollera ‘Shining’, manteniendo esas sonoridades basadas en los teclados Hammond  pero con un poco más de velocidad. Éste último instrumento y la potente voz de la líder Jess son los aspectos de la propuesta que más sobresalen en términos musicales, ya que junto con ser fundamentales para esa vibra que se quiere crear (O replicar), están a un alto nivel.

Si no fuera por la producción, que se siente moderna en ese sentido, o por los solos de guitarra y ritmos de batería que demuestran esa cierta influencia del metal (Parte de sus miembros forman o fueron parte de la banda finesa de death thrash Deathchain), este álbum podría fácilmente haber sido lanzado en esos locos años. Influencias del muchas veces subvalorado Arthur Brown, The Doors o de esa psicodelia más oscura representada por Coven, son muy evidentes, pero con la creatividad imperante, es algo que da gusto escuchar, sintiéndose hasta novedoso, estando el género poco explotado en la actualidad, a diferencia de una infinidad otros. Incluso no se va en largas y lisérgicas secciones de ‘trances’ como ejecutan artistas contemporáneos que declaran influencias del estilo, prefiriendo el efectivo dinamismo antes que todo. 

La brevedad de ‘Radio Aquarius’ –instrumental de menos de 2 minutos en donde la única voz que se escucha es una recurrente especie de transmisión radial en varios puntos del disco-, los cambios de las extensas y progresivas ‘You And Eyes’ y ‘Anyway the Minds Flow’, o la directa locura de ‘(Here Comes) The Rainbow’s Mouth’ o ‘Minotaure’ son parte de lo que da vida a un trabajo tan destacable como entretenido. Tan preciso como inspirado.  Más allá de que se base en algo que ya se hizo muy conocido y no marque un cambio mayor, da gusto que un género tan antiguo a estas alturas se sienta con un toque de originalidad y renovación. Los nueve cuentos raros son, definitivamente, algo que no debería pasar desapercibido para quienes disfrutan de ese rock sesentero cargado a los teclados psicodélicos y las voces potentes y llenas de sentimiento que transmiten esas historias tan extrañas, pero al mismo tiempo, más que efectivas.

Luciano González